Los Beacons y su uso diario

Muchos lectores deben preguntarse de qué manera  pueden los Beacons impactar en nuestra vida diaria sin desnaturalizarla. Para comenzar, es necesario decir que ya nos hemos acostumbrado a que la tecnología se vuelva parte de nuestro mundo cotidiano, por ende no nos será difícil acostumbrarnos a los sensores de proximidad.

En segundo lugar, respondiendo a la pregunta, me parece que en el futuro van a existir innumerables aplicaciones, extremadamente útiles, para hacer de los iBeacons una herramienta necesaria para  nuestra cotidianidad.

Beacons y salud

Hoy en día existe un gran número de aplicaciones para smartphones que nos permiten regular la cantidad de calorías que comemos diariamente. La persona fotografía el código de barras del producto que desea consumir, la aplicación se encarga de identificarlo, y nos informa de las calorías que contiene.

Si la persona en cuestión tiende al desequilibrio alimenticio, lo único que tiene que hacer es colocar el sensor en la puerta de su heladera, y de esta manera, cada vez que esté cerca, la aplicación le advertirá qué es lo que debe y no debe ingerir, como también ayudará a evitar ciertas tentaciones.

A su vez, el consumidor puede compartir con la aplicación la cantidad de calorías que ha consumido a lo largo del día. El Beacon y la aplicación, en caso de que no se cumpla con la ingesta de calorías, pueden compartir en las redes sociales cómo fue el fracaso, en forma de castigo.

Productividad

Mediante la descarga de aplicaciones y la configuración de los sensores de proximidad, uno puede, tranquilamente, averiguar cuánto tiempo invierte en actividades que, muchas veces, no son del todo productivas. Es decir, que si se configura un Beacon, a partir de una aplicación, para que calcule cuántas horas uno pasa mirando televisión, en el gimnasio, o trabajando, este puede lograrlo sin ningún inconveniente.

Para aquellos que son amantes de los deportes, también se va a poder configurar el AppleWatch para no tener que cargar encima el smartphone a la hora de realizar actividad física.

Billeteras

woolet

¿Sos una persona que suele olvidarse la billetera en distintos lugares? Gracias al uso de los sensores de proximidad esto va a dejar de ser así. ¿Cómo? Es simple: hoy en día se ha desarrollado una billetera llamada ‘Woolet’, que tiene la particularidad de tener un Beacon directamente conectado a tu celular. Esto permite que la tecnología iBeacon te alerte, mediante un ladrido, cuando la olvides o pierdas en algún lugar.

Esta nueva billetera solo es posible gracias a la aplicación de los sensores, y va a ser de gran ayuda para muchas personas que suelen tener muchas preocupaciones dando vueltas en la cabeza. También, ayuda a ahorrar muchísimo tiempo, ya que perder la billetera significa tener que tramitar los documentos de identidad, las tarjetas de crédito, el registro de conducir, entre otras cosas importantes que usualmente llevamos con nosotros.

Automóviles

02_driver_1920x1080

Hoy en día se está desarrollando una aplicación que permite, mediante la colocación de un iBeacon en el automóvil, poder analizar los hábitos individuales a la hora de conducir. La finalidad es lograr, gracias a los consejos de la aplicación, que cada conductor comience a prestar atención a cómo es que conduce.

El mundo Beacon evoluciona diariamente. Cada día es una novedad con respecto al uso que se les puede dar, y un desafío constante para aquellos quienes confían en esta prometedora tecnología que, cada vez más, demuestra su gran potencialidad.

Anuncios

Los Beacons revolucionan la industria hotelera

Estoy seguro de que usted, lector, se estará preguntando cómo un Beacon puede revolucionar una industria tan importante como la hotelera. A continuación intentaré disipar los interrogantes, explicando las enormes ventajas que presenta su implementación.

El uso de iBeacons en hoteles

Hace ya algunos años, muchos hoteles alrededor del mundo han comenzado a utilizar sensores de proximidad para mejorar el servicio que ofrecen. ¿Cómo lo hacen? Muy simple: los dispositivos se encargarán de proporcionarle al hotel la información particular de cada huésped apenas estacione o se acerque al edificio.

De esta manera, el hotel podrá estar al tanto de la dieta particular de cada huésped (celíaco, diabético, vegetariano, vegano, etc.), de sus gustos particulares (series, películas, libros, lugares de interés), su itinerario de viaje, horarios, entre otros.

El Beacon se utiliza como herramienta para lograr que cada huésped se sienta bienvenido, como en su casa, y no para intentar venderle servicios extras. El objetivo primordial de la implementación de estos dispositivos es mejorar la experiencia dentro del hotel.

Al entrar al hotel, uno será recibido como si lo conociesen de toda la vida, ya que tendrán en cuenta toda la información de cada viajero (que este proporcionará a partir de una aplicación) y de esta manera, los hoteles se verán capacitados para satisfacer cualquier deseo, o pedido, que el huésped solicite.

Promociones e información

A su vez, estos sensores tendrán la responsabilidad de brindarles a los huéspedes, dependiendo de sus intereses, distintas promociones dentro del hotel (por ejemplo: 50% de descuento en hamburguesas en el restaurante del hotel de 18 a 20hs).

byh

También podrán proveerles información sobre los puntos turísticos más importantes de la ciudad visitada: lugares que deben visitar, los mejores bares, restaurantes, clubes nocturnos, mapas personalizados, entre otros.

La revolución beacon lleva la experiencia hotelera a otro nivel, ya que los hoteles han dejado de ser un lugar únicamente para dormir para transformarse en un centro de información turística personalizada.

Check-in, check-out

Para ahorrarle tiempo y energías al viajero que generalmente llega al hotel cansado luego de un largo viaje, los beacons también se encargan del check-in y check-out. Asimismo, dejarán de utilizarse las tarjetas de los dormitorios, ya que desde los smartphones se podrá acceder, con una clave, a las habitaciones.

Futuro próximo

El uso de beacons no sólo está revolucionando la industria hotelera, sino que también está provocando grandes cambios en el comercio con la aparición del e-commerce; en los hospitales, automatizando las tareas y localizando a los médicos. Estos dispositivos básicamente están revolucionando la forma en que nos relacionamos con los espacios, enriqueciendo las experiencias y simplificándolas. Se estima un gran avance de estos productos en los próximos años, aunque ya sean parte del presente.

Beacons: la última tendencia en los hospitales

Las innovaciones en tecnología de movilidad, como los Beacons (BLE), han dado lugar a grandes novedades en lo que se refiere a la facilitación soluciones a problemas que antes podían provocar más de un dolor de cabeza. El impacto que han generado estas tecnologías, tanto a personas como a industrias enteras, parecen ser extremadamente positivas.

Desde hace ya varios años, los teléfonos celulares están demostrando que su utilidad no se limita al mundo del entretenimiento. En la industria de la salud, el celular ha comenzado a tener una importancia vital, ya sea para los pacientes, los consumidores, o los médicos.

En este mundo hiperconectado, el paciente de un odontólogo, por ejemplo, puede enviarle una foto de su boca para que vea, o al menos eche un vistazo del problema. Gracias a esto, el médico puede hacer una interconsulta superficial sobre lo que más adelante va a tener que tratar.

Beacons en los hospitales

La tecnología Beacon demuestra ser la más efectiva y eficiente solución que pueda llegar a conseguirse, hoy en día, para espacios relacionados a la salud. ¿Por qué? Porque estos sensores de proximidad pueden utilizarse en todo tipo de situaciones médicas. A continuación se mencionaran algunos de sus usos más populares:

Personalización: Los Beacons tienen la capacidad de enviar información personalizada a un paciente, o médico, acorde a sus necesidades y su localización. Por ejemplo, si tenemos en cuenta el llamado Proyecto Boundary, veremos la importancia que pueden llegar a desarrollar los iBeacons.

El Proyecto Boundary consiste en concientizar a los pacientes que se encuentran en el hospital, mostrándole las diferentes formas en que pueden cuidar su salud. Si tomamos el caso de la foto, podemos ver un a un hombre esperando el ascensor. En la pared, un Beacon le advierte cuanto más saludable sería tomar las escaleras.

boundary-1

Historial médico electrónico: la tecnología iBeacon puede conectar a los pacientes y a los médicos para que reciban la información pertinente, en el momento justo, basándose en su localización. Por ejemplo, cuando el paciente se encuentra en la sala de espera podría recibir, a su celular, la última actualización de su archivo médico para poder discutirlo con su doctor.

A su vez serían colocados en las habitaciones del hospital y, dependiendo del paciente que se encuentre allí, el médico, o cualquier persona del staff que lo requiriese, al visitarlo, recibiría toda la información necesaria acerca del estado de la persona.

Con la utilización de los Beacons se podría disminuir casi en su totalidad todo el papeleo que suele haber en los hospitales con la información de cada paciente, evitando, de esta manera, posibles futuros extravíos.

Ubicación: los hospitales son cada vez más grandes y adentro se pueden encontrar infinitas especialidades. Es por eso que con la ayuda de los sensores de proximidad se podrían ahorrar grandes sumas de dinero en carteles para direccionar y mapas del edificio.

Ordenamiento de las tareas: con el uso de iBeacons se podría informar a cada médico o personal del staff, al llegar a su área de trabajo, acerca de los turnos, las tareas que tienen por delante, directamente a su teléfono celular, automatizando las rutinas.

Incremento de datos: los sensores de proximidad permitirían registrar los recorridos que hacen las personas dentro del hospital, diferenciando de médicos, pacientes, personal, visitas o proveedores. De esta manera, con toda esa información, se haría mucho más fácil localizar a cada persona en caso de necesitarla.

Futuro próximo

Todavía queda un gran tramo por recorrer, y por hacer, para mejorar la atención y el desarrollo de las actividades, en lo que se refiere a la industria de la salud, pero creo que la utilización de los Beacons tendría un impacto sumamente positivo en estos espacios.

Creo que su aplicación sería causa de cambios notables en el mundo de la medicina, ayudando a todo el personal, como también a los pacientes, transformando la experiencia de ir al hospital en algo mucho más sencillo.

También, el uso de iBeacons aseguraría un efecto positivo en el medioambiente, ya que reduciría en gran cantidad el uso de papel en los hospitales. Aunque todo está por verse, como siempre que se habla de innovaciones tecnológicas en nuestra vida diaria.

Beacons: el futuro de la localización y el consumo.

Es probable que nunca antes hayas oído hablar de los Beacon. ¿Por qué? Porque es la novedad en lo que se refiere al análisis de conductas de consumo. En el último tiempo se ha empezado a experimentar en espacios como centros comerciales, aeropuertos, restaurantes. Pero para entender un poco del asunto procederemos a explicarte qué son los Beacons.

¿Qué es un Beacon?

Estos aparatitos son la nueva tecnología en micro-localización. Los iBeacons son pequeños dispositivos que se encargan de emitir señales de corto alcance mediante Bluetooth de bajo consumo (BLE: Bluetooth Low Energy). Que sea BLE resuelve la problemática del gran consumo que significaba utilizar el tradicional Bluetooth, ya que la batería del Beacon duraba muy poco.

El alcance de dicha señal es de, aproximadamente, 70 metros, lo que hace que sea mucho más precisa que la geolocalización por GPS, por ejemplo.

En general, poseen un tamaño similar al de una alarma contra incendios, lo cual significa que no ocupan mucho espacio, y son fáciles de trasladar e instalar.

¿Cuál es su función?

La funcionalidad de los iBeacons reside en su capacidad de enviar una señal a los teléfonos celulares o a las tablets que tengan activada la conexión. Es decir, el usuario está al tanto de la existencia de los sensores de bluetooth, y activa su señal para que pueda ser identificado.

Una vez que el consumidor genera la conexión entre el Beacon y su Smartphone, gracias a una aplicación que tendrá instalada, el sensor enviará un pedido de información a la nube (internet), y de esta manera podrá reconocer los intereses y los gustos de las personas.

De esta manera, el sensor podrá enviar ofertas acorde a la información de cada usuario, es decir, convertir en datos las conductas de los consumidores. Por ejemplo, si visitamos un centro comercial que tiene instalado la tecnología de marketing de proximidad, recibiremos ofertas, promociones y descuentos de las marcas que probablemente nos interesen.

De todas formas, la función no estaría limitada a la industria del consumo. Los beacons pueden resultar sumamente útiles para diversos espacios. El museo del Louvre, por ejemplo. Quienes lo conocen están al tanto de su inmensa superficie. De esta manera, el iBeacon ayudaría al visitante a recorrerlo, ya sea con un mapa, o con avisos que detecten dónde se encuentran ciertas obras.

Ventajas

El Beacon posee una tecnología mucho más avanzada que el de la geolocalización de GPS. Para empezar, la conexión de bluetooth consume mucha menos batería. A su vez, como se trata de un sensor independiente de la red de datos, se podría utilizar en el extranjero para informarnos acerca de lugares, promociones, eventos, sin tener que preocuparnos por el costo.

En segundo lugar, pero no por eso menos importante, ya que hoy en día una de las grandes preocupaciones es el medio ambiente, se podría pensar en el ahorro de papel y otros materiales que el uso de esta tecnología podría significar.

En Argentina

¿Encontramos esta tecnología en nuestro país? Sí, Notibeacon, firma argentina que representa a uno máximos proveedores de sensores de proximidad, ha instalado varios dispositivos en uno de los más atractivos centros comerciales, DOT Baires Shopping en Buenos Aires.

Lo más importante en este momento es ajustar la calidad de la conectividad y mejorar la calidad de la aplicación.

El futuro ya llegó, está a la vuelta de la esquina. Es cuestión de tiempo para que todos comencemos a utilizar los Beacons como una nueva forma de relacionarlos con los espacios y con el mundo del consumo.