Beacons y educación

En los últimos años, con el avance de la tecnología Beacon, se han desarrollado grandes mejoras en torno a cómo nos relacionamos con la tecnología, su uso, y los espacios.

Desde la salud hasta el turismo, los iBeacon se han establecido como lo el último gran avance de la tecnología de uso cotidiano. Aunque todavía está en vías de desarrollo, el Beacon se ha posicionado rotundamente en el mercado.

¿Por qué Beacons en la escuela?

Los niños y los jóvenes, cada vez más, exigen nuevos métodos de aprendizaje que les permitan aprender utilizando una tablet, o una computadora, por ejemplo. También, los estudiantes se han vuelto más autodidactas, ya que perciben que tienen toda la información necesaria al alcance de un click, lo cual es correcto, y todo lo que necesitan lo pueden encontrar en internet.

Además, no solo resultaría una herramienta útil para los estudiantes, sino que los profesores también están viendo este avance con buenos ojos. Desde la aparición de las tablets, los educadores han comenzado, paulatinamente, a valerse de estos medios para intentar acercarles, a los jóvenes, información de una manera más entretenida e interesante.

También, las instituciones educativas creen que la utilización de estas balizas podría ayudarles de manera notable en su rol como responsables de dirigir los caminos hacia una mejora en las formas de aprendizaje y enseñanza.

¿Qué soluciones pueden traer los Beacons?

Estos sensores de localización permitirían a las escuelas que todavía no tienen una gran relación con internet lograr enviar mucha información, sin necesidad de dar lugar a las distracciones que sí presenta la web. Con el uso de los beacons, además, se pueden enviar tareas, libros electrónicos, evaluaciones, gráficos, utilizando únicamente una conexión local.

Teniendo en cuenta lo anterior, presenta un gran avance para que los estudiantes puedan, de a poco, ponerse en contacto con el uso de la tecnología en la escuela, y para que esta logre insertarse de manera definitiva.

De esta forma, los estudiantes podrán acceder a distintos tipos de contenido dependiendo de su ubicación (aula, biblioteca, por ejemplo), la asignatura, o el momento del día.

Muchos de ustedes se preguntarán de qué sirven los sensores si ya todo el mundo puede acceder a cualquier información desde su teléfono celular. Esto no es exactamente así. La gran mayoría de las personas ya tienen acceso a los smartphones pero no todas tienen internet en todo momento. Esta es una de las grandes ventajas del Beacon, no necesita conexión.

Se acabarían la lista de asistencia, por ejemplo, ya que, gracias a los sensores, se podría identificar, sin ningún problema, quiénes fueron los que se ausentaron a la escuela. También, se podría enviar información acerca de algún tema, o dónde encontrar esa información. Entre otros usos, podrían enviarse descuentos en ciertas tiendas, librerías, que tengan convenio con la escuela, y de esta forma que los estudiantes puedan ahorrar algo de dinero.

Aún queda mucho por hacer acerca de la tecnología Beacon en las aulas, pero es importante que, poco a poco, se vayan abriendo nuevos horizontes en lo que será una apasionada aventura para todas aquellas personas que formen parte de la docencia en los años venideros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s